miércoles, 2 de mayo de 2018

Como ya todos sabemos, La Jueza de la Oficina de la Oficina Judicial de Atención Permanente, Rosa
Maria Almonte, dictó un año y medio de prisión preventiva, como medida de coerción, a cinco imputados por la muerte a tiros del comerciante Jeffrey Alexander Tavárez en un hecho ocurrido en Bonao. Entrevistados por Univisión y en colaboración con Noticias SIN, los familiares de Jeffrey en Estados Unidos, entre lágrimas narraron el momento en que Jeffrey fue ultimado, indicando que “él estaba grave en la calle y la última llamada que hizo fue a ella, para chequear si ella estaba bien, pero ella nunca le tomó la llamada y nunca contestó“. Agregan además que ella nunca lloró a Jeffrey, sino que solo estaba reclamando las pertenencias de este en el hospital.
Los familiares en Estados Unidos también se preguntan cual pudo ser el motivo que llevó a Daniela a hacer esto, porque no lo entienden.

De acuerdo a la familia, Jeffrey tenía planeado casarse con Daniela y llevársela a Estados Unidos. La magistrada Rosa María Almonte dictó la prisión en contra de la joven Daniela Burgos, de 21 años, a quien se le atribuye la autoría intelectual de la muerte de Tavárez; y a los imputados Dauryn Manuel Burgos, Andy Ferrera Núñez, Pedro Luis Henríquez y David Adames Villamán. Almonte declaró además el caso complejo y ordenó la distribución de los acusados a diferentes cárceles, enviando Daniela Burgos al Centro de Corrección y Rehabilitación Rafay-Mujeres.

Tras finalizar la audiencia, los jóvenes fueron sacados de la sala del tribunal bajo fuertes medidas de seguridad. Durante el traslado, a Daniela se le preguntó sobre su estado de salud luego de sufrir una “golpiza” cuando estaba detenida en un destacamento policial de Piedra Blanca, pero no respondió.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR ESTE VIDEO

0 comentarios:

Publicar un comentario