jueves, 28 de junio de 2018

El Departamento de Policía de Nueva York está investigando por qué dos agentes no prestaron
ninguna ayuda a Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz cuando se desangraba en una acera la semana pasada después de un cruel ataque de pandillas. La Oficina de Asuntos Internos “está investigando a los oficiales sobre por qué no ayudaron” al adolescente, dijo una fuente policial. Guzmán-Feliz, de 15 años, fue asesinado por un grupo de al menos cinco pandilleros de “Los Trinitarios” que lo sacaron arrastrado de una bodega de El Bronx en 183rd Street y Bathgate Avenue la noche del 20 de junio. El adolescente corrió herido de muerte al cercano St. Barnabas Hospital antes de desplomarse en la acera, a pocos pasos de distancia.

Un video de teléfono celular citado por New York Post lo muestra tendido en el suelo cubierto de sangre mientras los vecinos tratan de detener el sangrado con lo que parecen ser servilletas. Se puede ver a dos policías mirando, sin hacer nada para prestar ayuda. “¿Qué están haciendo ustedes al respecto?”, se puede escuchar a una persona gritarles a los agentes.

Los vecinos, mientras tanto, intentaban frenéticamente ayudar al joven durante sus momentos finales. “Junior, estás bien. Estás bien, hermano. Sólo sigue hablando”, se le escucha decir a alguien. “Sólo quédate con nosotros”.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR ESTE VIDEO

0 comentarios:

Publicar un comentario